A la piscina con tu bebé

juegos-piscina

 

¿Qué vas a hacer este fin de semana? Es primavera y hace un sol espléndido, así que no puedes perderte la oportunidad de disfrutar de tu bebé con toda la tranquilidad que representa no tener que ir a trabajar. ¿Por qué no os vais a la piscina?

bebes-piscina

Es verdad que  cada vez es más habitual llevar a los niños pequeños a natación, y es una actividad muy recomendable para su desarrollo psicomotor a la que pronto dedicaremos un post, pero hoy queremos proponerte algo mucho más sencillo: pasar un buen rato jugando con tu niño.

Coge tu mochila portabebés y vete dando un paseo con tu hijo hasta la piscina. Después de disfrutar del buen tiempo y de pasar un rato juntos, estaréis de lo más relajados para divertiros en el agua.

¿Sabías que estar en el agua juntos fomentará vuestro vínculo? Tu pequeño tendrá sensaciones que le recordarán a  cuando estaba en tu barriguita, ¡y le encantará!

Entra en la piscina abrazando a tu hijo, lentamente para que no se sobresalte. Una vez dentro, haz pequeños saltitos y giros suaves, que le divertirán mucho y le ayudarán a estimular su equilibrio. Después de esto, puedes ir ampliando los juegos.

Cógelo de las axilas haciendo que mire hacia a ti y  métele en el agua hasta el cuello y sácale hasta la cintura. También puedes intentar mojarle la cara despacito, para que se vaya acostumbrando al contacto  con el agua. Eso sí, es importante que todos estos movimientos los hagas lentamente, para que el niño no se asuste y siga disfrutando de la piscina y de vuestros juegos.

Un juego más: si vais a la piscina con papá, poneos los dos a  menos de un metro de distancia, y empujad al niño suavemente de brazos de uno al otro, sin despistaros por supuesto. Veréis como el pequeño flota unos instantes, lo que aumentará su confianza en si mismo. Además, ir de papá a mamá, le hará sentirse querido y protegido.

¿Vas a la piscina con tu niño? ¿Cómo fue la primera vez que os metisteis juntos en el agua?

Deja un comentario