Pilates para embarazadas: descubre sus beneficios

pilates-embarazadas

Si estás embarazada, seguro que tu médico te ha dicho lo importante que es hacer ejercicio y mantenerte activa. Y es que el parto es un esfuerzo físico lo suficientemente importante como para que necesites estar en buena forma. ¿Te has planteado qué actividad te gustaría llevar a cabo hasta el momento de dar a luz?

pilates-embarazo

El Pilates es una de las opciones de entrenamiento físico más recomendada para embarazadas, ya que permite tonificar los músculos y mejorar la flexibilidad de las articulaciones. Es decir, te preparará físicamente para el parto. Eso sí, es recomendable que comiences a practicarlo en el segundo trimestre, cuando tu tripa ya empiece a estar desarrollada.

¿Qué es exactamente el Pilates? Aunque es una técnica de la que se oye hablar mucho, merece la pena que dediquemos un momento a describir sus efectos. De hecho, es un entrenamiento físico que nos ayuda a tomar conciencia de nuestro cuerpo, consiguiendo una correcta alineación, tonificando nuestros músculos y mejorando nuestra flexibilidad.

Los ejercicios de Pilates fomentan  la coordinación, la fluidez de movimientos y la resistencia física. Además, inciden de manera positiva en nuestra relajación, concentración y respiración. Si todos estos efectos son positivos para cualquier persona, es fácil imaginar lo beneficiosos que pueden resultar para una embarazada. ¿Qué hará por ti el Pilates? Si esperas un hijo, practicar Pilates te ayudará a preparar el parto, de manera que:

  • Conservarás la buena postura antes y después del parto
  • Activarás tu circulación sanguínea y tu sistema cardiovascular
  • Tendrás una mejor capacidad respiratoria, que siempre se reduce por el volumen del feto
  • Reforzarás la parte superior de tu cuerpo y la prepararás para hacer frente al nacimiento del pequeño, y a sus necesidades de transporte, cambio de pañales… ¡Necesitarás tener unos brazos y cervicales reforzados!
  • Fortalecerás tu suelo pélvico y podrás prevenir problemas uro ginecológicos
  • Mejorarás tu nivel de relajación, lo que te ayudará en un parto natural
  • Tendrás mayor fuerza expulsiva durante el parto
  • Prepararás tu cuerpo para soportar el peso del abdomen y evitar consecuencias negativas en las funciones abdominales

¿Se te ocurre un ejercicio más eficaz para cuidar tu salud y la de tu hijo durante el embarazo? ¿Qué deporte haces tú? ¡Cuéntanoslo!

Deja un comentario