Ola de calor y bebés, ¿cómo ayudarles?

bebes-calor

El calor es sofocante y supera todas nuestras expectativas. Como adultos nos cuesta sobrellevarlo, así que puedes imaginar que para tu bebé la sensación aun es mucho peor. ¿Quieres saber cómo puedes hacer este calor más llevadero a tu hijo y, además, evitarle los peligros propios de estas temperaturas tan altas? Te damos unos consejos prácticos.

Empieza por mantener tu casa tan fresca como puedas. Aunque no es recomendable tener un aire acondicionado extremo, sí que es una opción conectarlo con moderación para conseguir refrescar un poco el ambiente. Además, si bajas las persianas y toldos, conseguirás evitar que el sol de directamente en el interior de tu hogar.

bebes-olaPor supuesto, es imprescindible que refresques a tu hijo muy a menudo con agua, especialmente en la nuca y las manos. Dejarlo solo con el pañal puede ayudarte a que esté también mucho más fresco y no se sienta tan agobiado.

La mejor protección para un niño pequeño ten en cuenta que es quedarse en casa cuando hace más calor. Espera a las horas en que el sol baja para salir, y asegúrate de ponerle ropa fresca y ligera, con un gorro que le evite la incidencia directa del sol.

Además, ¡no salgas de casa sin agua! Tu hijo tiene que estar continuamente hidratado para sentirse bien, así que no dudes en hacer paradas en las fuentes de agua que encuentres para también mojarle un poco las manos y el cuello.  De esta manera, conseguirás evitar el riesgo de un golpe de calor, que podría tener consecuencias graves en su salud.

¿Tu hijo es aun un bebé? En este caso, aun debes tener más cuidado con las altas temperaturas y estar atenta a  cualquier reacción que te muestre. Ten en cuenta que a él no le puedes dar agua en  la misma cantidad que a un niño más mayor, así que tendrás que asegurarte de mantenerlo más fresco y  cómodo que nunca. ¡Y no olvides un parasol en su  cochecito!

Deja un comentario