Mitos sobre la alimentación del bebé

Todo debe estar esterilizado

Esta claro que la higiene es primordial en los primeros meses de vida del bebé pero también es cierto que esto no puede convertirse en una obsesión, no hace falta esterilizarlo todo.

Es evidente que se debe tener todo bien limpio para evitar que el bebé enferme, pero también es bueno que el bebé entre en contacto con pequeñas bacterias que le ayudarán a crear sus propias defensas sin provocarle una infección.

El bebé debe terminarse el biberón entero

El bebé ha de beber las cantidades exactas que me ha marcado el médico, no tenemos que obligarle a comer más de la cuenta…

Aquí lo importante es el buen desarrollo del bebé tanto de estatura como de peso, pero para eso no hace falta obligar al bebé a beber y comer, no pasa nada si no se termina el biberón entero.

Por lo tanto solo hay que ofrecerle la comida y él ya decidirá cuándo parar.

Las primeras papillas, mejor de frutas.

No es cierto, de hecho casi es preferible que sean de verduras.

Si le acostumbramos a comer dulce le encantará, pero cuándo queramos darle papillas de fruta probablemente nos las rechazará ya que encontrará mas apetitosas las de frutas por su sabor dulce.

Estos son algunos consejos prácticos que creemos que pueden ser interesantes, aunque ya sabéis que antes de tomar cualquier decisión debes consultarlo con tu médico ya que por suerte cada bebé es diferente 🙂

Un comentario en “Mitos sobre la alimentación del bebé

Deja un comentario