La alimentación correcta del bebé

Nadie duda de que la leche materna es el alimento perfecto para los más pequeños de la casa. Pero cuando crecen y pueden empezar a comer otros alimentos, líquidos y sólidos, empiezan las dudas sobre qué tipo de alimentos son los apropiados para la correcta nutrición de nuestros bebés.

Para que el niño o niña crezca sano/a y fuerte, una buena alimentación es vital. Comer bien genera un crecimiento físico apropiado a sus proporciones, y además produce un correcto desarrollo intelectual. Si desde bien pequeño, lo alimentamos correctamente, eso influirá positivamente a su correcto crecimiento y a su salud, sin olvidar las habilidades de aprendizaje y de comunicación social, para que su desarrollo escolar sea el mejor posible.

Para un bebé, la leche materna es el mejor alimento para su correcta nutrición, ya que le proporciona los suficientes nutrientes y le da la energia que un recién nacido necesita. Cuando empiezan a crecer, ya son capaces de comer diferentes alimentos, sin dejar de lado la leche materna, que se puede dar hasta los 12 meses de vida.

 

Edad de introducción de los distintos alimentos en la dieta del lactante:

Primer mes: El alimento apropiado para el recién nacido es la leche materna, y también es buena la “leche de incio”.

Segundo mes: Prácticamente el mismo que el primer mes, el bebé necesita la leche materna.

Tercer mes: Igual que los dos meses anteriores, la leche materna y la leche de inicio son los alimentos indicados.

Cuatro meses: A partir del cuarto mes de vida, el bebé puede consumir la llamada “leche de continuación”, y también puede empezar a comer cereales sin gluten, y a beber zumo de frutas.

Cinco meses: Igual que los cuatro meses, pero ya puede comer con más confianza los cereales sin gluten, y empezar a dejar la leche de inicio. Al seguir bebiendo zumos, puede comer también la papilla de frutas y un poco de verdura, en papilla también.

Seis meses: Cuando lleva el medio año de vida cumplido, el bebé ya deja la leche de inicio, pero la leche materna puede consumirla igualmente. En cuanto a la leche de continuación y los cereales sin gluten, ningún problema con que los tome. También es importante que siga tomando los alimentos como la fruta en papilla y en zumo, verdura en papilla y carne, por supuesto, en papilla.

Siete meses: Pasados los seis meses, el bebé ya puede comer cereales con gluten, ya que ha adquirido las suficientes propiedades para consumir gluten.

Ocho meses: Similar a los siete meses, sin problema para comer cereales con gluten.

Nueve meses: Hay que añadirle al bebé el pescado blanco, y la yema de huevo, a su alimentación habitual. De postre, puede tomarse un yogur natural sin azúcar.

Diez meses: Seguiremos con la alimentación que llevábamos dándole a nuestro hombrecito, ¡que seguro que ya es un trasto!

Once meses: Damos continuidad a sus alimentos habituales, que ya debe comer sin problema alguno.

Doce meses: A la alimentación habitual, le añadimos el huevo completo.

 

Ahí tenéis unos pequeños consejos para la correcta alimentación de vuestros ángeles en el primer año de vida.

 

 

4 comentarios en “La alimentación correcta del bebé

  1. Yo ahora le doy cereales sin gluten y parece que le gustan bastante, aunque los potitos todavía no han quedado desterrados, nos encantan a las dos!

    Un saludo

  2. La verdad que yo pensaba que a los 4 meses podía empezar con cereales y alguna fruta, pero diferentes pediatras me han dicho que ahora hasta los 6 meses sólo le de leche, a vosotras que os han recomendado?

    • ¡Muchas gracias por tu comentario Núria! Nosotros te recomendamos que hagas caso a tu pediatra ya que cada niño es diferente, tu pediatra siempre será el mejor que te podrá aconsejar ya que es el que le ha hecho el seguimiento desde sus primeros días. Aún así, a ver si alguna otra mamá te puede ayudar con tu duda 🙂

Deja un comentario