Embarazada en verano: consejos para tu dieta

alimentos-embarazadasLas altas temperaturas del verano pueden hacer que tu embarazo te resulte un poco más difícil de sobrellevar que en otras épocas del año. Por eso, es fundamental que te cuides aun más para llegar al parto en las mejores condiciones posibles. Uno de los cuidados esenciales para toda mujer embarazada es vigilar su alimentación e hidratación. frutas-embarazo Combatir el calor te resultará mucho más agradable si incorporas a tu dieta frutas,  verduras, batidos y platos tan refrescantes como un gazpacho o un salmorejo. Son prácticos, rápidos de hacer – solo necesitarás una batidora – y muy sabrosos. Además, te ayudarán a mantener a ralla el nivel de hidratación de tu cuerpo. Ten en cuenta que durante los primeros meses de embarazo las náuseas y vómitos son habituales en muchas mujeres, y esta situación aun puede ser mucho peor si tu cuerpo no está correctamente hidratado. Por lo tanto, es esencial que mantengas una dieta equilibrada.

Los alimentos de verano

¿Qué alimentos necesitas para llenar tu nevera en tu verano de embarazada? Sin duda, no pueden faltarte las frutas frescas. Tómalas en zumo, enteras, en forma de helado… las opciones son infinitas, pero siempre te aportarán las vitaminas, minerales y líquidos que necesitas para sentirte bien. Lo mismo podemos decir de las verduras, ricas también en vitaminas y minerales, además de fibra. Lávalas bien antes de consumir y cuécelas con poica agua  o al vapor para que sean más sabrosas y pierdan los menos nutrientes posibles.ensalada-embarazo Tampoco puede faltar en tu dieta los lácteos, especialmente el yogur, que en verano te resultará muy fácil de digerir. Combínalo con  frutas, igual que el queso fresco y tendrás una agradable merienda que, además, te aportará calcio, vitamina B2, D y proteínas.

¿El calor hace que no tengas tanto apetito? Aplica algunos trucos para comer de manera equilibrada, sin sentirte agobiada por la comida. Así, si distribuyes tu dieta en  cinco tomas al día, comerás menos cantidad cada vez y harás mejor las digestiones. También puedes optar por comer platos únicos más completos, que combinen todos los nutrientes, como una ensalada de pasta con verduras y atún o pollo. ¡Y no olvides beber mucha agua durante todo el día! La hidratación es esencial para todos , y más aun para una mujer embarazada.

Deja un comentario