Cochecitos de bebé, ¿cuál es el mejor?

cochecito-ciudad

 

Si ya falta poco para que nazca tu hijo, seguro que te has hecho esta pregunta más de una vez. Elegir qué cochecito comprar es una de las decisiones fundamentales a las que todas las madres primerizas se enfrentan por primera vez. La verdad es que no podemos responderte a esta pregunta dándote una marca y un modelo concreto, pero sí podemos darte unos consejos que te ayuden a elegir el cochecito ideal para tu bebé y para ti.

No todos los cochecitos de bebés son iguales, es evidente. Pero tampoco lo son sus usuarios. Es decir, lo primero que debes plantearte es qué tipo de carrito encaja mejor con tus necesidades.

cochecito-campo

 

Obviamente, todos los cochecitos garantizan la comodidad y la seguridad de tu bebé, pero los adultos vais a tener que llevarlo todo el día, por lo que necesitas que cumpla una serie de prestaciones que lo conviertan en muy funcional. ¿Qué significa esto? Esencialmente, que el carro de moda o ese que tan buen resultado a dado a tu mejor amiga no tienen porqué ser el mejor para ti.

Aunque siempre es sensato comprar algo de lo que ya tenemos referencias positivas, debes tener en cuenta tu propio estilo de vida antes de comprar el cochecito de tu bebé. Es decir, por donde te mueves habitualmente, qué tipo de coche tienes, el espacio en tu hogar… todos esos pequeños detalles que pueden hacer que un cochecito se convierta en tu mejor aliado o en una pesadilla a la hora de, por ejemplo, transportarlo.

Tampoco tiene porqué ser el mejor coche el más bonito. Por supuesto que al final escogerás el que más te guste. Pero siempre debe ser el más estético de entre los modelos que encajan con tus necesidades. Piensa que debes elegir siempre un elemento funcional, que te ayude a transportar a tu bebé en tu día a día. Y para eso, nada mejor que fijarse en sus dimensiones, tracción y demás características técnicas. El cochecito de tu niño debe ser el que te solucione cuantos más problemas logísticos mejor. Y esto incluye tener en cuenta ciertos aspectos:

  • El peso, que resulta fundamental si no vives en una casa de acceso fácil
  • Las dimensiones. Aunque te parezca algo muy obvio, muchas personas no piensan en que el cochecito debe poder entrar en el maletero de su coche. Y esto no incluye solo sus medidas, sino también el tipo de plegado del carro.
  • Suspensión y ruedas, especialmente si en tu familia sois aficionados a las salidas al campo o a la playa.
  • La cesta. Por supuesto, cuando salgas con tu hijo necesitarás llevar cosas y hacer compras. Una cesta de gran capacidad será fundamental para tu día a día.

En resumen, el mejor  cochecito que puedes elegir es uno que sea manejable, y que te permita llevarlo con total comodidad en todos los sitios por los que te mueves habitualmente. Y esto no tiene que implicar ni que sea el más caro, ni el de diseño más llamativo.  ¿Ya tienes algún modelo en mente?

Deja un comentario