Los abuelos, claves en las vacaciones de los niños

niños-abuelos

 

Vacaciones, niños y vida laboral pueden acabar convirtiéndose en un trío de elementos muy complicado de organizar para la mayoría de  familias. Hoy en día, los padres tienen horarios de trabajo muy complicados y el verano se acaba haciendo muy largo, cuando se debe cuidar de niños muy pequeños.

¿Cuál es el recurso más habitual para que muchos padres continúen con su vida diaria durante todo el verano? Los abuelos. Hace unos años, eran los encargados de mimar a sus nietos y cuidarlos en días concretos. Ahora, muchas personas mayores asumen junto con sus hijos la atención de los más pequeños de la  familia y, en consecuencia,  su educación.

niños-vacaciones¿Es bueno para un niño pequeño pasar tanto rato con los abuelos? Por supuesto que sí. Los ancianos son pacientes con sus nietos, y consiguen darles la sensación de seguridad y calidez que necesitan para crecer en un entorno adecuado para su desarrollo emocional. ¿A quién no le sienta bien notar que le quiere más gente, a parte de sus padres?

¿Cuál es la clave para que la relación entre abuelos y nietos funcione durante las vacaciones? Esencialmente, el respeto. Es aconsejable que los padres dejen claro a sus hijos la actitud que deben tener cuando estén con sus mayores. No hay problema en que los abuelos se tomen sus pequeñas ‘licencias’ y mimen a los pequeños con detalles que les gustan, como alguna chuchería, pero los niños deben tener muy claro que no son los que mandan.

Un consejo: si vas a dejar a tus hijos con tus padres,  haz una lista previa con todo lo que pueden o no hacer. De esta manera, ahorrarás muchas discusiones entre abuelos y  nietos, y también conseguirás que tus padres tengan claro cómo deben actuar en momentos concretos en los que los niños puedan intentar salirse con la suya.

De todos modos, tranquilo: ¡será una experiencia única tanto para los pequeños como para los abuelos!

 

Deja un comentario